lunes, 16 de enero de 2012

Valores de los jovenes

Los valores que guían las actuales conductas juveniles, en campos tan diversos como educación, trabajo, uso de tiempo libre, religión, sexualidad y política, son la clave del reciente estudio.

Ocho de cada 10 jóvenes considera a la familia como “muy importante”, no habiendo mayores diferencias por estrato social, sexo o curso. Respecto a la importancia de la educación, a menor estrato social aumenta la valoración: 7 de cada 10 jóvenes de estrato bajo considera el “estudio” como “muy importante”, versus, 5 de 10 jóvenes de estrato alto.
“Este estudio constituye una posibilidad de conocer cómo los grandes cambios socioeconómicos, políticos y culturales que hemos vivido como nación en las últimas décadas
Si bien, los resultados apuntan a que los jóvenes mantienen valores  ‘tradicionales’, también se ve que aceptan el divorcio, las relaciones prematrimoniales e incluso la eutanasia. Según Baeza: “Los jóvenes se ven tensionados entre un discurso del valor del altruismo e incluso la negación de sí mismo, y el discurso del éxito asociado a la alta remuneración y el mayor de los posibles goces .

LOS GRANDES VALORES DE LOS JOVENES

Los grandes valores que hoy posee nuestra juventud los podríamos reducir a tres principales:

1. La autenticidad y la sinceridad

Quieren demostrar, y de hecho demuestran lo que son, sin unas fórmulas sociales convenidas que ellos consideran hipocresía.

2. La libertad

Los jóvenes quieren, reclaman y viven la libertad, sin ataduras que ellos tienen por injustas; pero al mismo tiempo ofrecen también esa responsabilidad que ellos creen necesaria.

3. Inconformidad

Que demuestran ante un mundo que no les gusta. Ciertas formas sociales las consideran vacías y hasta hipócritas.

La política es para ellos un juego no limpio y de aprovechados. Aspiran a una mayor solidaridad con las clases y los países menos favorecidos, sin desigualdades que los irritan. Las mismas prácticas religiosas las quieren con sentido más profundo y sin tantos formulismos. Y en su fe, los jóvenes están dando muestras de una piedad envidiable. Cuando se enamoran de Jesucristo -y son muchos los que lo aman de verdad-, abrazan con generosidad todas las exigencias cristianas.

Todo esto son valores muy positivos y muy dignos de tenerse en cuenta cuando vienen las quejas contra la manera de ser de nuestros jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada